domingo, 29 de mayo de 2011

La misma historia

Uhm... Me hace gracia, ahora, contar la siguiente historia. Y empieza así: Me han vuelto a robar en la casa. Y termina con la boca abierta y la con la expresión: ¿otra vez? Le añaden si quieren un: Gracias tonto.

Pues así es. Hace hoy ya una semana completa. Fue un sábado tarde, nada de preocuparse porque nadie andaba en la casa, pero entraron, reventaron la puerta (las dos cerraduras) y lo que sigue fue una operación relámpago. Buena forma de joderme la tarde con los amigos, la cerveza que acababa de empezar y el sábado con fin de semana incluido.

La valoración de daños fue económicamente dolorosa: TV de 42 pulgadas, mi Xbox que recién cumplía un año, con los mandos y una burrada de juegos (clonados, claro), la computadora portátil de Gabo (uno de mis roomies), su bajo de juventud que es lo que más le duele, mis dos cámaras de fotos (eso es lo que más me duele a mí) y por último un móvil que tenía por ahí que ya ni prendía ni nada. En fin, un desastre, también se llevaron duplicado de las llaves, pero ya se cambiaron todas las cerraduras y todo, dentro de lo que cabe, todo en orden.

En esta ocasión lo que más siento es un amargo sabor de molestia. Porque es la segunda vez, porque entraron en la casa, hicieron una operación relámpago (evidentemente nadie vio nada), y como no esculcaron nada como en mi vez anterior, el daño a la intimidad apenas se ha notado. Contento pese a todo por dos razones: una porque sólo he perdido calidad de vida y eso si se trabaja duro se recupera, la otra es que no me robaron mi computadora que la tenía en un súper escondite ya que la última vez fue el detonante de unos seis meses de mierda.

Así que ahora me temo que sin cámara, el nopal noticiero desaparecerá un tiempo (muy corto) y espero después tener una actividad y flujo de posts como el de antes.

Esta ha sido la última hora en El Nopal Noticiero. Para todos lo que se puedan preocupar por mí (no son tantos, no os creáis) yo estoy bien, tengo trabajo y salud a la orden del día, y con amigos cerca, lo mínimo para estar sonriendo, así que todo bien.

Que les vaya bonito.
Publicar un comentario