viernes, 20 de mayo de 2011

Canino no hay camino


Yo es que la verdad me encanta encontrarme cosas que de repente me sorprenden con el ingenio de este lugar. Esta vez me lo encontré en una escapada del trabajo al Oxxo a por un refresco y unos gansitos. Es un joya. Lo vi, lo leí y obviamente después reí. Luego le tomé una foto y ahora está por el ciberspacio y más allá. En algunas colonias la presencia de perros domésticos es muy elevada y evidentemente casi todos tienen consciencia de comunidad pero siempre está el que no. En fin una joya que sin esa gente, sin el sentido de la higiene en la vía pública, jamás hubiera visto la señal.
Publicar un comentario