sábado, 14 de marzo de 2009

Santa Orina


Qué cosas más raras me encuentro (hasta que dejen de ser raras...).

Pues anoche anduve perreando por la ciudad con unos amigos y en una de mis urgencias, en la mezcalería, me escapé al baño. Abrí la puerta y entré. Mi cara fue de escepticismo total; que me encuentre luces de alterne en un excusado público no es algo que me sea nuevo pero que la virgen de Guadalupe me vea el pito mientras meo... ¿pues qué queréis que os diga? A mí me corta el rollo bastante... En fin, que hago mis cositas y me marcho del sacro templo habiendo expiado los pecados de mi cuerpo (sólo los incontenibles).
Toda una experiencia religiosa...
Publicar un comentario