martes, 16 de diciembre de 2008

Parecidos... ¿razonables?

Todo comenzó una fría noche de finales de octubre, me hallaba yo disfrutando de las ofrendas en el zócalo para el día de muertos, cuando dos chicas se me acercaron (estoy hecho todo un casanova) y me hicieron la pregunta... "¿Eres el actor de la película...?" no llegué a entender más, me quedé atorado (palabreja mexicana) en lo de actor. Y yo humildemente respondí que no, ya sé que tenía que haber dicho que sí, ya lo sé, pero no podía hacerlo porque no sabía de quién hablaban. Bueno la cosa se quedó en la anécdota y ni lo comenté con nadie. Pasado un tiempo, otra chica, cómo no, me volvió a hacer la misma pregunta y yo sin saber por quién me tenía que hacer pasar, volví a decir la verdad. Pasado otro tiempo, en Guadalajara, cenando con Andrew y Geraldine en un restaurante se nos acerca una, otra, chica y nos interrumpe para preguntarme si era yo o no el actor que nunca conseguía entender, o su nombre o la película, así que volví a recurrir a la humildad (qué remedio...). Ya de regreso al DF, me presento en la escuela y hablando con unas compañeras (de las cuales a un par no conocía) me dice una de las desconocidas: "pues te pareces a José María de Tavira... de la película Arráncame la vida" y a la que se une otra: "Sí, ¡es verdad!". Ya os podéis imaginar mi cara de póker. En fin, que llego a casa y me dispongo a buscar a este tipo, por que ya me tenía frito, digo, yo soy poca cosa y según me dijeron el sujeto este era un galán... ¿? En fin, la foto está abajo, es el de la derecha. Personalmente opino que no se me parece ni en el blanco de los ojos... quizá porque vamos igual de andrajosos... pero por nada más. No sé, vosotros diréis, comenten y juzguen. Por cierto, el pasado domingo me dijeron de nuevo que me parecía... En todo caso, y lo dejo bien claro, este tipo se me parece a mí y no yo a él, que soy veinte días mayor que él...

Publicar un comentario