domingo, 9 de octubre de 2011

La dulce medicina

Acá en México me sorprendió sobremanera la cantidad de farmacias que hay. También me sorprendió que muchas veces en estas farmacias no te atiende gente totalmente cualificada (a experiencias personales me remito). Pero al margen de este dato curioso, y de entre toda esta marea de farmacias y franquicias de éstas, hay una que tiene especial calado en la cultura popular mexicana, y son las Farmacias Similares, especializadas en fármacos genéricos. 

El caso es que están por todas partes, y siempre que pasas al lado de una farmacia de éstas, siempre hay alguien (debidamente vestido con bata como si fuera doctor) dando volantitos promocionando sus servicios, ofertas y competencias positivas de sus productos.
Total que un día en mi hora de comida me dieron un volante de estos, y la verdad me sorprendió porque con el papel, desperdiciado, te obsequiaban con una piruleta debidamente grapada a la publicidad. Y con la imagen de la mascota de la franquicia, un señor gordo todo él con alopecia terminal y bigote cano esbozando una gran sonrisa. El Doctor Simi, le llaman.

En fin, me pareció algo muy destacable que una empresa que está tan introducida dentro de la cultura popular siga teniendo eso detalles con sus usuarios.

La verdad, la verdad, no me paré a leer el volante, sólo me llamó la atención por la piruleta.
Publicar un comentario