martes, 2 de noviembre de 2010

Calaveras y muertitos


Ayer y hoy fue lo que se conoce mundialmente como el "día de muertos". Cuando nuestros muertos regresan a la tierra de los vivos por una noche, a visitarnos. Ayer fue para que nos visitaran los niños y el día de hoy para los adultos. Explicar toda la tradición de esta tan simbólica fiesta llevaría largo y tendido, y creo que es mejor vivirla que leerla.


Pero no puedo evitar hablar de cosas que me parecen maravillosas y me encantan como el pan de muerto, del que hablé el año pasado, o como en este caso: las calaveras de azúcar. Y es que en México, por muy triste que sea la muerte, ésta no deja de ser dulce. Y en estos días abundan en las pastelerías y supermercados las calaveras de azúcar (las encuentras también de chocolate). Calaveras hechas de azúcar que se comen en estos días, una dulce forma de respetar a la muerte sin miedo.



Sea como sea, es un elemento que se ha transformado en ícono de la cultura mexicana; y yo no me he sido capaz de comer la mía porque la verdad, me da pena echarla a perder por comérmela...
En fin, otro pequeño detalle de esos que hacen que este país te guste cada vez un poco más. Más información sobre las calacas de azúcar aquí.


¿Ser o no ser?


Esa es la cuestión...
Publicar un comentario