domingo, 14 de marzo de 2010

Tobías, el lagarto saltarín

video
Tobías es más que una amistad, toda una celebridad. Con el debido respeto que se merecen Guancho y Guanchito. También lo conocí en Boca de Cielo. Es realmente tímido, pero un gran tipo. Se la pasa huyendo desde que salió en National Geographic, quizá le recordéis, es el lagartito que se la pasaba corriendo por encima del agua. Sea como sea, desde entonces se la pasa rehuyendo de la gente y escondiéndose en los lugares más recónditos del planeta. O eso fue lo que me contó.
De esta vez no hay fotos, no se dejó retratar...

viernes, 12 de marzo de 2010

Guancho y Guanchito, los lagartos del charquito

video
En mi estadía en Boca de Cielo, tuve el tiempo (más que suficiente) para conocer a seres increíbles, como es el caso de Guancho y Guanchito. Estos dos tipos, socios de su pequeño hogar, son de un carácter intratable sobretodo si hacéis como yo que les interrumpí la comida... En fin Guancho y Guanchito, que son descendientes directos del que fue archiconocido, Lagarto Guancho. Si os fijáis bien se les nota en la arrogancia de su mirada...


Presumiendo de piel de cocodrilo...


¡GUANCHO!


Lo siento y buen provecho.


¡GUANCHITO!


Estaba dudando si solearse o no.

jueves, 11 de marzo de 2010

-¿Arquine?

Eso fue lo que dije cuando me propusieron meterme en el proyecto... Vamos que supe antes del proyecto que del Arquine ese. Y bueno, supongo que muchos os preguntáis que qué carajo es eso del Arquine. Pues es ni más ni menos que una revista de arquitectura que según tengo entendido es de tiraje internacional. Pero lo interesante del asunto en cuestión no era la revista sino más bien el concurso de ideas que promueve anualmente esta revista.
Para este año, el número doce en su historia, se propuso un Observatorio de las inundaciones en Tabasco (México) en una zona susceptible a tales efectos naturales.

El caso es que mis compañeros de piso, o mejor dicho Taller Veinticuatro, me invitaron a participar como ilustrador y aporté mi granito de arena (poco porque a esta gente no es que les haga falta mucha mano) como asesor gráfico de la presentación. El proyecto quedó impecable y es que un equipo de cinco arquitectos excelentes y yo que no sé lo que soy, pues no es para menos (sí, me acabo de echar flores, ¿qué pasa?).

Así que el domingo siete de marzo y tras varias semanas de espera el teléfono sonó en casa y nos dijo que éramos finalistas del concurso Arquine y que por lo tanto estábamos invitados a ir a la entrega de premios que se sucedería el martes nueve de marzo. Cabe decir que además de la entrega de premios también son jornadas de charlas y tal, las cuales costaban la fría cifra de 1200 pesos (unos 70 l-euros) por dos días de charlas y sin rueda de preguntas.


ERRATA, el número del congreso está mal, es XII y no XI...
Pues empezamos bien.

Total, llega el día cero. Entramos, en lista por supuesto, y nos metemos a ver un par de conferencias de la que destaco al estudio pkmn de Madrid, y con sus proyectos en lo que creo que deben ir las cosas para mi bien.


Aquí dos de los muchachos del estudio que se desplazaron hasta México,
haciéndonos disfrutar con sus proyectos.

Después de las charlas, el momento de la verdad. Estábamos nerviosos, no mucho ¿eh? pero algo sí. Hasta que tras la presentación, empezaron a nombrar. Y para nuestro asombro fuimos a los primeros que nombraron, no os voy a engañar estábamos muy seguros de nuestro proyecto y queríamos el primer premio. La cuestión es que subimos todos a la palestra y ahí se deshicieron en muy buenas críticas (quizá las mejores críticas, pero no nos dieron el primer lugar, jaja) y nos otorgaron la constancia de Mención (a la que yo le añado "de Honor" para que suene algo mejor).


El equipo reunido finalmente de izq. a der.
Fhil (yo), Gabo, Ulises, Grace, Edgar y Hanni.

Y a continuación fotos de nuestros cinco minutos de fama.


En esta foto nos emocionamos especialmente.
Es mi ilustración y todavía no sabíamos el resultado.


Vale sí, algo nerviosos sí que estábamos.


Si hubieran grabado nuestras caras no sé que hubieran dicho,
hasta sentí que tardamos en levantarnos.


Nuestro proyecto en gigante.
Eso sí da gusto.


Y aquí empezando a recibir las críticas.


Sin duda éste fue mi premio personal. Más de mil doscientas personas viendo mi ilustración tamaño King Size. Y si no mirad que cara de felicidad me traigo, si es que soy más simple...


En fin, no ganamos, lo cual es una pena, pero por el dinero que nos venía muy bien, como bien dijo Edgar, es una mención con sabor a primer lugar, ¿qué más podemos pedir?
Estén atentos al siguiente número de la revista que ahí estaremos.
Si queréis leer más sobre taller veinticuatro también tienen un blog que se actualiza con cierta regularidad y que además hay alguna que otra reseña más del ya pasado Arquine 2010 y del proyecto que presentamos (en breve).

lunes, 1 de marzo de 2010

Back to the road


Parece que las cosas empiezan a mejorar, no todo lo deseado pero hay mejoras significativas. Y esas mejoras ahora me llevan a donde más me gusta... a la carretera nuevamente. Me voy a la playa, otra vez. ¿Vacaciones? Pues no, trabajo en este caso. Me voy al maravilloso Pacífico, allá por Chiapas con todos los gastos pagados a realizar en una semana y quizá poquito más, la gráfica de un hotel. A hacer lo que más me gusta, tomar fotos y conocer la zona para darle una identidad a lo que el cliente necesita. ¡Qué vida tan dura la mía!

A mi vuelta, os hablo más de todo esto. Yo ya me despido que aún no he hecho la bolsa, jajajaja.
¡Sean buenos!