viernes, 28 de noviembre de 2008

Estados de ánimo I

La verdad, pese a que no estoy pasando por una fase muy agradable, es que ahora mismo esta canción que pongo abajo refleja muy bien mi situación con respecto a la Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes (EDINBA) en la que resido como estudiante de intercambio. Están habiendo diversos conflictos a los que puedo afrontar de mil y una formas.
Más adelante, cuando haya pasado toda esta historia os contaré la situación, haré una crítica dura y destructiva hacia dicha institución, pero cuando las aguas se hayan calmado y yo no esté empujado por la rabia y en ciertos momentos por la impotencia (intuyo que os habré picado lo curiosidad), pero tened paciencia, supongo que para mediados de diciembre os podré contar la historia, ahora, mientras tanto, sálvese quien pueda...




Puedo volver, callar, forzar la realidad.
Puedo doler, arrasar, sentir que no doy más.
Puedo escurrir, pasar, fingir que me da igual.
Puedo incidir, escapar, partirme y negociar la otra mitad.
Puedo romper, olvidar, comerme la ansiedad.
Puedo salir, girar, ser fácil de engañar.
Puedo joder, encantar, llamarte sin hablar.
Puedo vencer, palmar, saber que sin vosotros duele más.
Puede ser que mañana esconda mi voz por hacerlo a mi manera.
¡Hay tanto idiota ahí fuera!
Puede ser que haga de la rabia mi flor y con ella mi bandera.
¡Sálvese quien pueda!
Puedo torcer, lanzar, perderme en la obviedad.
Puedo servir, cansar, saber que sin vosotros duele más.
Puede ser que mañana esconda mi voz por hacerlo a mi manera.
¡Hay tanto idiota ahí fuera!
Puede ser que haga de la rabia mi flor y con ella mi bandera.
¡Sálvese quien pueda!

Vetusta Morla el videoclip aquí.
Publicar un comentario